Una hiperistoria gay de lo mas caliente

La historia que me a llegado ahora es de un amigo gay que me conto un relato que le ocurrio hace poco, es muyyy fuerte como diarian algunos..

El chico que es majete se llama David, 18 años, de pelo cortito de punta, de tez suave y delicada, los ojos verdosos y suele vestir con pantalones vaqueros y cazadora vaquera, y una camiseta blanca ajustada .

David estaba como un dia cualquiera conduciendo de vuelta al trabajo, ara de esto unas dos semanas, y cada vez hace mas calor y como todos sabemos las hormonas se disparan..jejeje, Pues bien el chico iba en su moto, cuando de repente un camión de helados se le abren las puertas y se caen montones de helados de leche merengada y le dejan a David todo lleno de leche, estaba fresco por el helado y lo agradecia, pero tenia ganas de ir a por el conductor, cuando su sorpresa era que de la furgoneta salida un chaval rubio de ojos azules con cara de disgusto, muy blanquito, y se le acerco, y le dijo q si queria entraba en el almacen de helados que le daba ropa del trabajo para no quedarse pegajoso.

David acepto la invitación y según iba entrando al almacén iba detrás del chaval pirando el culito apretado y q se le movia con ganas de que algo le atravesara, y encima mi amigo David era activo, asi que os podeis imaginar.

Una vez que entraron en el almacen el joven le dio ropa para cambiarse, y cuando este se acerco David tropezo y cayo encima del chaval, impregnando toda la leche en el traje del chico, por lo q este dijo que tenia que cambiarse tambien que no era plan.

Según se cambiaban David observo como el chaval le miraba el paquete que estaba que la polla se le salia del slip, y el chaval no estaba ni mucho menos normal, la tenia dura total.

Derrepente el chico le dijo que si era pasivo o activo y David sorprendido le respondio, activo, a lo que el chaval respondio que era pasivo y según decia esto le agarro del paquete y comenzo a lamer el helado que tenia aun entre aquellas venas que parecian que iban a esplotar de placer y llego un momento en el que ya no sabia si era leche de helado o suya;nadie jamas le habia hecho una mamada de aquella magnitud:tan delicada y fuerte mente a la vez, y cuando ya se quiso dar cuenta el chaval le cogio de la polla y se la metio en el culo, y el helado ya hacia hasta de lubricante.

Empezaron un mete saca que parecian una locomotora y el chaval comenzo a gritar y a agarrarse de las estanterias y estas comenzaron a menearse tanto como los dos chicos…Cuando de golpe empezaron a caer montones de nata que estaban embasadas en las estanterias, y los cuerpos  de cada uno parecian dos pollas gigantes resbalandose una con otra, hasta que ambos se corrieron y o eso es lo que parecia entre tanta nata.

Esto es lo que me conto mi amigo gay, que al parecer ahora los dos chicos han comenzado a salir juntos desde aquel dia, pero me a dicho que estan como una cabra y que seguramente dentro de poco se les ocurriria algun sitio mas morboso….

2 comentarios to “Una hiperistoria gay de lo mas caliente”

  1. Fernando Says:

    uu, aki masturvandome tan duro que me lastime, amigo me exité tanto que…… uff me quedé con ganas de ser el eladero, mmmm que delicia

  2. que grande tu pene chico me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: